NOTICIAS MUNDIALES

EL QUE MATO EL REVOCATORIO

El periodista “ni-ni”, Miguel Salazar, aseguró en su columna semanal, publicada en “Las Verdades de Miguel” (semanario del cual es editor), que “los encapuchados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)” mataron el referendo revocatorio al presidente democráticamente electo, Nicolás Maduro Moros.

A continuación el artículo intacto:

¿Quién mata el revocatorio? Durante el asedio de Troya, batalla final de la guerra librada entre griegos y troyanos, Paris mató a Aquiles clavándole una flecha envenenada en el talón. El gran dilema de la MUD está en el talón de Aquiles representado por las ambiciones desmesuradas de sus dirigentes (simulando una unidad cuando todos sabemos que cada uno tiene sus intereses particulares). Cuando cualquiera de ellos presiente que peligra su opción presidencial, entonces emiten declaraciones sin ton ni son; inclusive, inventan escenarios donde supuestamente los poderes públicos se muerden entre sí. Finalmente, la vocería irresponsable recae sobre uno de los más incapaces, quien no se cansa de amenazar con hacer arder el país. A todas estas un extranjero (Luis Almagro) se ha convertido en el gran oráculo de la MUD; hasta él concurre una parranda de subalternos torpes a pedir sanciones contra Venezuela. Entretanto, según esta pléyade de fantasmagóricos “está por acabarse la maltrecha democracia”. Me imagino que el infalible que pelea a brazo partido por ser el candidato eterno de MUD lleva consigo el decreto Carmona. Inclusive, este personaje compromete a oficiales de la FANB, según él dispuestos a rebelarse contra el Gobierno. Se asusta con el posible allanamiento de la inmunidad de algunos diputados, inclusive él mismo se siente amenazado porque hasta ahora no ha logrado dilucidar cuál es su función: gobernador o agitador. Cualquiera con tres dedos de frente puede preguntarse con qué tiempo gobierna; quien busque la respuesta podrá encontrarla en un estado depauperado. ¿Quién mata el RRP? Otra vez vuelve la soberbia a traicionar a los jefes de la MUD. No les basta con haber desvirtuado la recolección de 100 mil firmas promoviendo un evento de no sé cuantos millones, una razón que motivó el despelote que no les permitió un proceso ligero y transparente, sobre todo porque quedaron a merced de quienes “firmaron” por firmar. Ahora, cuando sólo le exigen 20 % para activar el RRP, vuelven fanfarronear con una “marejada popular” que llevará millones a las colas. Pues bien, la culpa no es del ciego sino de quien le da el garrote. ¿Quién dijo que su secretario ejecutivo, un personaje que fracasó estruendosamente como jefe de campaña presidencial de Edmundo Chirinos (1988), era apto siquiera para ganar las elecciones de un modesto condominio? No aprende la dirigencia opositora, a pesar de que la más reciente participación política de su vocero fue con la tristemente recordada Coordinadora Democrática. ¿Quién mata el revocatorio? Como en La muerte de Honorio, esta dirigencia pretende que el pueblo opositor se sienta padre emotivo de esa criatura sin pie ni cabeza que es ahora la MUD. Por lamentable coincidencia (por la participación del hijo de Miguel Otero Silva), los irresponsables de la dirección opositora van como “asadura para el campo” conducidos por los radicales que desde afuera del país (llevando una vida opulenta pagada por empresarios que juegan a los dos bandos, quienes han alimentado sus fortunas mediante la corrupción) pretenden incendiar la república. Las barreras se las imponen ellos mismos cuando le hacen el juego a quienes no quieren el revocatorio porque atenta contra sus posibilidades electorales. La historia vuelve a repetirse y si recogen millones de firmas entonces el CNE tendrá el pretexto para alargar el proceso, ya que, en su legítimo derecho, revisará una a una las rubricas y huellas estampadas en los cuadernos. No me vengan ahora que alertando sobre el asunto estoy favoreciendo al Gobierno, no, sólo apelo al sentido común del cual pareciera carecer la catajarria de líderes opositores que se disputan la torta de la candidatura presidencial. No es lo mismo revisar 4 millones que los 11 millones prometidos anticipadamente por los encapuchados de la MUD. Por ello, esta especie de reedición de la Quinta Columna (general Queipo del Llano) como sinónimo de las fuerzas enemigas infiltradas en la MUD, cobra mayor fuerza y es representativa de la mayoría de sus dirigentes.

Loading...
loading...
Comments
To Top