All for Joomla All for Webmasters
Connect with us

ESTADOS UNIDOS INTENTA UNA SEGUNDA INVASIÓN A PANAMA

AMERICA

ESTADOS UNIDOS INTENTA UNA SEGUNDA INVASIÓN A PANAMA

Loading...

Los panameños amanecen hoy con agridulces noticias de la disminución de los empleados de los diarios La Estrella y El Siglo y la “salvación” de la fuerza de trabajo del Grupo Félix Maduro, empresas sancionadas extraterritorialmente por Estados Unidos.

El futuro del decano de la prensa panameña, La Estrella de Panamá, y su homólogo El Siglo, depende en parte del Departamento del Tesoro, el cual extendió hasta el 6 de enero de 2017 la licencia parcial sobre las prohibiciones de la Lista Clinton del lavado de activos.

La empresa editorial fue sancionada desde el pasado 5 de mayo con la prohibición de relaciones con ciudadanos y empresas de aquel país, porque su principal accionista, el Grupo Waked International S.A. (Wisa), supuestamente encabeza una red de blanqueo de capitales.

“Nuestra situación es muy compleja y difícil; estamos enfrentando una situación que no tiene ninguna relación con los diarios, a partir de que el accionista principal haya sido colocado en la Lista Clinton”, declaró a Prensa Latina Eduardo Quirós, presidente del Grupo Editorial El Siglo y La Estrella de Panamá (GESE).

Eso los llevó a una disminución significativa de los anunciantes, explicó, y aseguró que tal condición “compromete y nos está llevando a un punto de no retorno”.

Ayer iniciaron medidas de reducción del paginado y frecuencia de publicaciones, incluso la eliminación de alguna de ellas, “y por supuesto una merma en nuestra fuerza laboral”, dijo conmovido el ejecutivo, quien aseguró que la moral del colectivo se mantiene alta y “todos están con la camiseta puesta”.

“Hay mucho optimismo de que vamos a salir adelante, La Estrella de Panamá tiene 167 años, es el tercer diario más antiguo de América Latina y estamos seguros que no va a ser a esta generación, a la que le va a tocar verlo caer”, enfatizó con mucha confianza.

Múltiples presiones se ejercen actualmente sobre Waked para que venda, entre otras empresas, sus acciones de GESE, pero en reciente entrevista en el canal Telemetro negó esa posibilidad y dijo que sería como “vender la historia de Panamá”.

No obstante, en un comunicado a los trabajadores del grupo editorial, Quirós informó que se trabaja en una fórmula legal que asegure la continuidad de los diarios, sin comprometer la independencia editorial en sus contenidos.

Recibo presiones para que lo venda todo, incluso propuestas muy por debajo del valor invertido en algunos casos, pero aun así, no puedo usar ese dinero para pagar los compromisos, porque la OFAC no me lo permite, afirmó Waked tras confesar que lo llevarán a la ruina, pero lo más importante ahora es demostrar su inocencia.

Casi al filo de la medianoche del viernes se anunció que otro símbolo del país, la centenaria cadena de tiendas por departamentos Félix B. Maduro, lograba salvar a su colectivo laboral de mil 100 trabajadores del inminente despido y cierre de operaciones de las compañías relacionadas.

“Los ministros ( Dulcidio) De La Guardia, (Luis Ernesto) Carles y (Augusto) Arosemena y sus equipos han hecho un trabajo sin precedentes; hoy una empresa importante se mantiene operando, y los trabajos de más de mil panameños están seguros, nuestro objetivo desde el primer día”, dijo el presidente del país, Juan Carlos Varela, tras conocer la noticia.

La solución implica la constitución de un fideicomiso administrado por el Estado, solución aceptada por la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC) de Estados Unidos, que impuso condiciones para la venta del grupo comercial.

También ayer la OFAC informó que salió de la lista sancionadora la empresa Mawa Enterprises Corporation, otra de las 68 de la familia Waked, la cual fue vendida por su anterior dueño bajo la vigilancia de la entidad estadounidense.

En un nuevo intento por justificar el último episodio de lo que el propio periódico La Estrella calificó de “una segunda invasión” de los gringos, el embajador estadounidense en Panamá, John Feeley, elogió la “bondad” de su gobierno al ofrecer “seis meses más de oxígeno” a los periódicos y “darles una oportunidad para resolver su situación ante el Tesoro de los Estados Unidos”.

“No queremos hacer nada para hacer daño al periódico más viejo de Panamá, y al periodismo en general, por eso tomamos la decisión”, dijo.

Reconoció el diplomático que investigaron y los periódicos no están vinculados en el lavado de dinero de ninguna manera y que eso se expresa en el otorgamiento de la nueva licencia.

La cifra aún desconocida de los desempleados de GESA, se sumarán a otros 500 que ya perdieron sus empleos en este caso, mientras que con otras gestiones en marcha, se podrían salvar solo el 65 por ciento de los puestos de trabajo de las empresas sancionadas extraterritorialmente.

“Ya el daño está hecho”, sentenció en redes sociales una airada periodista istmeña.

[ads2]

Loading...
Continue Reading
Click to comment

Siguenos en Facebook

Ultimas Noticias Mundiales



Actualidad de Oriente Medio

loading...
To Top