All for Joomla All for Webmasters
Connect with us

OPINION: Luis Pino: Maduro aumenta el salario y lacayos de Obama la chillan

OPINION

OPINION: Luis Pino: Maduro aumenta el salario y lacayos de Obama la chillan

Loading...

En la República Bolivariana de Venezuela tenemos una hiperinflación provocada por las oligarquías criollas y externas, nucleadas en Fedecámaras-Venamcham y por el neorriquismo parásito-empresarial, cuyas voracidades les han dejado pingües ganancias económicas, a la vez, que han logrado cumplir,en parte, sus objetivos políticos, entre los que destaca, erosionar la base social del chavismo sobre base de la ruina económica de los trabajadores y el desabastecimiento programado de alimentos y productos de primera necesidad, como los de higiene y limpieza, entre las tácticas manejadas en la complejidad de la guerra económica tramada desde el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), en los últimos tres años.

Nicolas-Maduro-Centralinfove

Maduro aumenta el salario y lacayos de Obama la chillan
En esta guerra sucia de quienes controlan los medios de producción, en un Estado cuyas reglas institucionales de la superestructura del Estado heredadas, aún siguen siendo capitalistas,aunque ha escogido,mayoritariamente, el socialismo bolivariano, socialista y chavista, han conducido al gobierno que preside Nicolás Maduro, a recurrir a mecanismos y otras formas de lucha, no cruentas y constitucionales, para proteger el salario de los trabajadores y su seguridad social, lo que ha repercutido en la paz socialy a elevar la moral y esperanza del pueblo trabajador,a pesar de la hiperinflación provocada por los parasitarios sectores privados que intervienen, afectando la economía nacional.

Pero, esta narrativa sonaría fácil, si fuese que esta hiperinflación provocada por los parasitarios plutócratas hubiese sido conjurada con todas las medidas económicas adelantadas por el gobierno nacional,ya que el boicot y la guerra sucia, lo que buscan es agudizar la crisis económica, al mismo tiempo que lograr el mayor margen de ganancia posible, en ese proceso de acumulación de riqueza, en el caso venezolano, por la vía especulativa y voraz, lo que ha obligado a que se imponga la necesidad de decretar aumentos salariales de todos los trabajadores, como el recién anunciado,el pasado viernes doce de agosto del dos mil dieciséis (12/08/2016), a pesar, también, de que con esta medida no se está liquidando la guerra económica, ni una de sus consecuencias, como lo es la hiperinflación provocada deliberadamente, por lo que estas circunstancias están obligando, indefectíblemente, al gobierno que preside Nicolás Maduro, a tomar un conjunto de medidas que no pueden ser las melladas armas del capitalismo, para derrotar la voracidad y parasitismo capitalista, entre las que habrían de tomarse, de manera urgente: a) un control de precios y congelamiento de los actuales, para el consumidor y el usuario, con una flexibilización controlada para los productores y prestadores de servicios, todo acompañado de; b) una reconversión monetaria, al igual que la decretada desde el primero de enero del dos mil ocho (01/01/2008), por el Comandante Presidente, Hugo Chávez, la que también resultó producto de la guerra económica con la que los mismos sectores parasitarios de la economía rentista, pretendían hundir al país y generar crisis económica, con la diferencia de que en aquel momento, el precios del barril de petróleo venezolano en la cesta de la OPEP estaba por los cientodiez dólares por barril ($ 110,00), lo que ahora no significa, como lo pregonan los profetas del desastre y los pseudoacadémicos tarifados, que el riesgo sea para el Estado venezolano, porque quien produce petróleo, lo vende y recibe el pago,es el Estado venezolano, mientras que los autores materiales e intelectuales de la guerra económica venezolana, pareciera que no se están percatando de que ellos empiezan a desaparecer de la dinámica y vida económica nacional y transnacional, porque en su voracidad y servilismo lacayo en favor de los intereses rapaces del gobierno que preside Barack Husseín Obama, ellos son sólo tontos útiles que son arrastrados por esta hiperinflación provocada por ellos mismos y son ellos quienes habrán de pagar el peso de esta hiperinflación, porque en Venezuela, a diferencia de la IV República, el gobierno chavista que preside Nicolás Maduro, no está dispuesto a descargar todo el peso de la hiperinflación y de la crisis económica sobre los trabajadores, sino en sus causantes.

Mientras tanto, los sectores alternos de la producción y el control de los trabajadores de las empresas y de toda la cadena de producción, distribución y comercialización, están empezando a hacerse posibles, a pesar del servilismo lacayo que la empieza a chillar, lo que es un buen indicio para los trabajadores y para el gobierno venezolano, que preside el chavista Nicolás Maduro.

Prof. Luis Pino

@l2pino2

Loading...
Continue Reading
Click to comment

Siguenos en Facebook

Ultimas Noticias Mundiales



Actualidad de Oriente Medio

loading...
To Top