All for Joomla All for Webmasters
Connect with us

PROBABLEMENTE DILMA SEA DESTITUIDA LA PRÓXIMA SEMANA. GANO LA SUCIA DERECHA BRASILERA

AMERICA

PROBABLEMENTE DILMA SEA DESTITUIDA LA PRÓXIMA SEMANA. GANO LA SUCIA DERECHA BRASILERA

Loading...

EL PLAN ORQUESTADO POR LA DERECHA BRASILERA FINANCIADA POR AGENTES EXTERNOS PARECE QUE AL FINAL TENDRÁ ÉXITO EN SU MISIÓN DE DESESTIMAR LA DEMOCRACIA 

El juicio de destitución “impeachment” de Dilma Rousseff entró en su recta final, nueve meses después del arranque del controvertido proceso político que divide a Brasil.
Éstos son algunas de las razones que explican cómo se fraguó la probable caída de la primera presidenta mujer del país sudamericano, en un escenario poblado de intrigas y traiciones políticas, escándalos de corrupción que salpican a todos los partidos y una dura crisis económica, con una recesión de 3,3% prevista para 2016. La probable destitución de Rousseff a comienzos de la próxima semana pondría fin a más de 13 años de Gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), reportó DPA.

¿De qué se acusa a Rousseff?

De violar la Ley de Responsabilidad Fiscal al practicar maniobras contables, conocidas como “ruedas fiscales”, con el fin de ocultar el verdadero déficit público del país, así como de habilitar por decreto la apertura de líneas de crédito complementarias sin autorización del Congreso. Los impulsores del “impeachment” acusan a Rousseff de “crímenes de responsabilidad” y de haber violado la Constitución, mientras que los simpatizantes de la presidenta sostienen que las “ruedas fiscales” eran empleadas también por otros Gobiernos y ven por eso en el juicio político una excusa para derribar de forma ilegítima a un Gobierno salido de las urnas.

¿Cómo empezó el proceso contra Rousseff?

Tres juristas presentaron la petición de enjuiciar a Rousseff, dos de ellos de renombre nacional: Miguel Reale Jr., ex ministro de Justicia durante el Gobierno del liberal Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), y Hélio Bicudo, uno de los fundadores del PT. Sobre todo el apoyo de Bicudo, que acusa a su ex partido de alejarse de sus raíces políticas sociales y servir ahora sólo a intereses personales, y a Rousseff de ser “incapaz de gobernar”, fue visto como un duro golpe para la mandataria.

El ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, acusado de corrupción y enemigo declarado de Rousseff, aceptó en diciembre a trámite el juicio. El Parlamento votó en abril con una amplia mayoría a favor del proceso de “impeachment” y el Senado suspendió en mayo a la mandataria, inicialmente por seis meses. La propia Cámara alta sellará la destitución definitiva de Rousseff previsiblemente con una mayoría de más de dos tercios, la necesaria para poder defenestrar a la jefa de Estado.

¿Cómo se formó el amplio frente contra Rousseff en las dos Cámaras del Legislativo?

Decisiva fue la salida del Gobierno en marzo del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). El partido de Cunha y del actual jefe de Estado interino, el vicepresidente Michel Temer, de orientación de centro-derecha, era desde 2011 aliado de Gobierno de Rousseff. La variopinta alianza ideológica formada por el PT no es rara en Brasil, donde se necesitan apoyos de distinto tipo para poder formar Gobierno. Tras la salida del PMDB del bloque oficialista, otros partidos que apoyaron a Rousseff para su reelección en 2014 abandonaron el barco, entre ellos el Partido Social Democrático (PSD), el Partido Republicano Brasileño (PRB), el Partido Progresista (PP) y el Partido de la República (PR). Las rupturas dejaron al PT en clara minoría en el Legislativo.

¿Qué apoyos tiene aún la presidenta?

Rousseff cuenta con el apoyo insuficiente del Partido Partido Comunista do Brasil (PCdoB) y el Partido Democrático Laborista (PDT), que suman apenas cuatro senadores en el Senado. Rousseff necesita en la Cámara alta al menos 28 votos a su favor para evitar el “impeachment”, 18 más de los que tiene el PT. En la última votación del pleno hace dos semanas, cuando una mayoría de senadores aprobó la apertura final del juicio, Rousseff sólo obtuvo 21 votos.

Los simpatizantes del Gobierno apelaron por eso durante los últimos meses a menudo al apoyo de las calles y de los grupos sociales históricamente vinculados a la izquierda para presionar al Senado. La Central Única de Trabajadores (CUT) y la Central Nacional de Estudiantes (CNE), así como conocidos artistas e intelectuales rechazan lo que califican de “golpe de Estado” contra Rousseff.

Enfrente tienen a las grandes patronales del país como la poderosa Federación de Industrias de Sao Paulo (FIESP), la Confederación Nacional de la Industria (CNI) o la Confederación Nacional de los Transportes (CNT), que esperan que un Gobierno del conservador Temer ayude a reactivar la maltrecha economía brasileña.

VIDEO TELESUR

 

Loading...
Continue Reading
Click to comment

Siguenos en Facebook

Ultimas Noticias Mundiales



Actualidad de Oriente Medio

loading...
To Top